cosmética Cosmética natural Reviews

Champús sólidos: mi experiencia, favoritos y decepciones

Antes de pasar a analizar las ventajas e inconvenientes que le encuentro a los champús sólidos, déjame que te cuente algunos aspectos más sobre estos productos que han revolucionado el mercado del cuidado capilar.

Ahora que lo natural, ecológico y sostenible está de moda (ya era hora!), seguro que has oído hablar de la cosmética ‘desnuda’. Es decir, aquella que no requiere de envase para ser mucho más respetuosa con el medio ambiente. Y seguro que dentro de esa cosmética ‘desnuda’, además, has oído hablar de los champús sólidos. ¿Qué tienen de especial?, ¿Son efectivos?, ¿Merecen la pena respecto a los champús convencionales en formato líquido?, ¡Te cuento mi experiencia personal tras meses de uso de distintos champús sólidos! (Y sí, también me he llevado algunas decepciones con alguno de ellos, pero también me he enamorado locamente de otros…)

Champús sólidos: ventajas e inconvenientes

Antes de pasar a analizar las ventajas e inconvenientes que le encuentro a los champús sólidos, déjame que te cuente algunos aspectos más sobre estos productos que han revolucionado el mercado del cuidado capilar.

La marca Lush fue una de las pioneras en comercializar y poner de moda este tipo de champús. De hecho, basta con pasarse por alguna de sus muchas tiendas o tienda online para comprobar la enorme gama de champús sólidos de la que disponen según sus propiedades (para pelo graso, para aportar volumen, anticaída, para cueros cabelludos sensibles, para los más peques, etc). Todos ellos, de lo más coloridos y con olores increíbles, lo que hacen aún más atractivos a este tipo de champús, que llegan a parecer más deliciosos dulces parisinos que productos para limpiarte el pelo.

Pero no. No sólo puedes encontrar este tipo de champús en Lush, son muchas otras las marcas que ya disponen de este tipo de productos para la limpieza y el cuidado de nuestro cabello; Bara Cosmetics, Some Sweet Cosmetics, Herbal, etc.

P1010212

Para mi, la principal ventaja que me ha llevado a amar los champús sólidos es que, en su gran mayoría, son más naturales que los champús que podemos encontrar en cualquier supermercado. Aunque, bien es cierto, que también se pueden encontrar champús líquidos 100% naturales y ecológicos.

Otra de las ventajas es que, pese a que puedan carecer caros a priori, cunden muchísimo más que los champús convencionales (parece que nunca se vayan a acabar!), por lo que salen mucho más rentables que los de formato líquido. Además, por su condición de sólido, puedes llevártelos a donde sea sin problemas (incluso en el avión!).

¿La principal desventaja? Requieren de un cuidado especial tras su uso para evitar sustos. Si quieres que tu champú sólido te dure como el primer día, debes dejar secarlo al aire tras su uso. Para ello, te recomiendo dejarlo sobre papel de aluminio en un lugar con buena ventilación. Yo lo secaba así hasta que descubrí la famosa jabonera de césped que puedes encontrar en las tiendas Tiger (inventazo!!).

dav

Para transportarlos con total seguridad, te recomiendo adquirir alguna de las latas de aluminio que venden en Lush, específicamente para guardar y transportar los champús sólidos (una vez estén totalmente secos si no quieres que tu champú quede pegado de por vida a la lata).

Mi experiencia con los champús sólidos

Desde que los descubrí, he ido probando multitud de champús sólidos. Comencé por los de Lush, de los que todavía tengo en uso varios de la marca; New (mi favorito de la marca), que es específico para prevenir la caída y fortalecer el cabello; Soak and Float (para cueros cabelludos sensibles, prefiero otro que os cuento en favoritos!) y Jason and the argan oil.

Tras mi primera experiencia con Lush, decidí tirarme a la piscina y apostar por los de Some Sweet Cosmetics, una marca joven de cosmética natural y artesanal. De ellos, he podido probar cuatro de los muchos champús sólidos que tienen entre su gama de productos.

Mis favoritos y mis decepciones

Como te he contado, son varios los champús sólidos que he ido utilizando a lo largo de estos meses, desde que decidí apostar por lo natural y dejar las siliconas y parabenos de lado.

Sin lugar a dudas, me quedo con los de Some Sweet Cosmetics frente a los de Lush. ¿La razón? Son naturales al 100%, no como los de Lush, que pecan de tener una enorme cantidad de sulfatos, lo que puede llegar a irritar y a estropear el cuero cabelludo.

Los de SSC están elaborados  a base de dos tensioactivos (SCS y SCI). De los cuáles, sólo el primero es un sulfato (Sodium Coco Sulfate) derivado del coco y permitido en la cosmética natural por ECOCERT y BDIH. Por otro lado, el SCI (Sodium Cocoyl Isethionate ), es un tensioactivo aniónico derivado del aceite de coco. Es libre de sulfatos y no etoxilado, por lo que nuestra piel es capaz de tolerarlo a las mil maravillas. Además,
permite crear formulaciones muy suaves que proporcionan abundante espuma rica y cremosa, incluso en aguas duras (Doy fe de ello!).

Por tanto, la fórmula de los champús sólidos de SSC es mucho más respetuosa para el cuero cabelludo que los que únicamente contienen sulfatos químicos más potentes, que son los que contiene la gran mayoría de los champús, incluidos los de Lush. Esto hace que la espuma que crean los de SSC sea una espuma mucho más cremosa y agradable. Al menos, bajo mi punto de vista. El cabello se queda espectacular, suave, muy limpio y brillante… ¡y cómo huelen todos!

En este sentido, de los champús sólidos de Lush que he probado únicamente me quedaría con New, que me encanta el volumen que deja en el pelo y su agradable olor a canela. Pese a ello, no es un champú que utilizaría de continuo por el alto porcentaje de sulfatos químicos que contiene para poder hacer tanta espuma. Yo lo utilizo muy de vez en cuando y, para el día a día, me quedo con los de SSC que no me producen nada de picor en el cuero cabelludo, cosa que sí me provocan los de Lush si abuso de ellos…

¿Te has pasado ya al formato sólido?, ¿Has probado este tipo de champús?, ¿Qué te parecen?, ¡Déjame un comentario!

14 comentarios

  1. Yo he usado tanto los de Lush como los de Mutu y los de Some sweet cosmétics y debo decir que los dos últimos son muy buenos pero los de Some sweet tienen más variedad y la chica que los hace es estupenda te aconseja muy bien y a parte probé más cositas de las que hace y son una maravilla, por cierto muy bueno el post

    Le gusta a 1 persona

  2. Te recomiendo Kia Ora al 100%. También probé uno de Salvaje Cosmetics y muy bien pero algo más seco. Probablemente también cogí uno que tiende a regular más que hidratar.

    Me gusta el tiempo y los detalles explicativos que te tomas

    Un saludo 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. A mi los champus solidos de Lush me resecan muchisimo el pelo, pero otros artesanos no, probe pocos pero segure probando otras marcas, los voy combinando con liquidos organicos porque me costo librarme de siliconas en el pelo 🙂
    Bonito blog, te sigo. Y te invito al mio.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s